Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual

MOVIMIENTO DE CURSILLLOS DE CRISTIANDAD (MCC)

EN LA DIÓCESIS DE SOLOLÁ-CHIMALTENANGO

 

1. EL NACIMIENTO DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD:

 

1.1. Antecedentes y los primeros Cursillos

 

     El Movimiento de Cursillos de Cristiandad  (MCC) nació en España, en la isla Mallorca, en la década de 1,940. En su origen hay que considerar una serie de antecedentes sociales y religiosos, que marcaban la realidad de la época. En aquel tiempo el Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica de Mallorca era muy activo y los jóvenes de Acción Católica de la isla participaron intensamente en las actividades de preparación para la peregrinación a Santiago de Compostela, principalmente en los Cursillos de Adelantados y de Jefes de Peregrinos. (IF 4,5,8)

 

     En el inicio de los Cursillos cabe reconocer la inspiración del Espíritu Santo, acogida y compartida por un grupo de personas: Eduardo Bonnín, laico con un papel predominante, Mons. Sebastián Gayá y el entonces obispo de Mallorca: Mons. Juan Hervás. Ellos desarrollaron lo que hoy podríamos llamar una nueva forma de evangelizar, especialmente a los alejados de Dios y de la Iglesia, que posteriormente se denominó como “Cursillos de Cristiandad”. Con la gracia del Espíritu Santo, de ese trabajo surgen los “Cursillos de Cristiandad”, algo nuevo y diferente de lo anterior por su enfoque, finalidad y sentido. (IF 9,11)

 

1.2. El inicio del Movimiento

 

      Al tiempo que se concretaban esos primeros Cursillos, se configuraba un Movimiento, con una serie de elementos distintivos, la configuración de la mentalidad, y a partir de esa mentalidad se estableció una nueva forma de evangelizar. El movimiento, iniciado en la década de los 40, se consolidó en los años siguientes (1949-1954). Van celebrándose Cursillos, creando la Escuela de Responsables, se crea el Secretariado Diocesano.

 

1.3. Expansión del MCC

 

     De Mallorca, el MCC se difunde por España. Gracias a que numerosos laicos y sacerdotes ilusionados van trasladando por diferentes medios, a los países de Latinoamérica. El primer país fue Colombia (1953), luego por el resto de los países de América del Sur, Estados Unidos, así en toda América. Posteriormente se va introduciendo en Europa Occidental, en Asia y Oceanía; desde Austria se introduce en Europa Oriental y luego en algunas zonas de África.

 

     De esta manera el MCC, se convierte en un movimiento universal, haciendo un servicio de evangelización eficaz en las diversas culturas y realidades sociales.

 

2. LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD EN LA DIÓCESIS DE SOLOLÁ-CHIMALTENANGO

 

     El MCC tuvo  inicio en la Diócesis de Sololá cuando ésta estaba integrada por los departamentos de Sololá, Chimaltenango y Suchitepéquez, siendo su Obispo Monseñor Angélico Melotto, a principios de la década de los años setenta (1970). Monseñor Melotto le dio gran impulso a través del padre Restituto Alonzo o.c.d.,  y mandó a construir la que fuera la Casa de Cursillos donde se  han realizado y siguen realizando, así como otros eventos de nuestra Iglesia en la Diócesis.

 

     El primer cursillo se realizó en el mes de agosto de 1973, siendo el rector el hermano Julio Portillo, de Quetzaltenango con un equipo de dirigentes de la Arquidiócesis de Los Altos. Los participantes procedían de Sololá y Suchitepéquez. El mismo año, en el mes de diciembre se realizó el cursillo número 2, siendo el rector el hermano Juan Cortez, asistiendo como asesor el padre Restituto Alonzo con el apoyo del padre Félix Málac. Monseñor Angélico Melotto participó en ese cursillo.  Los equipos de servicio se integraban con dirigentes de los tres departamentos. Cuando Suchitepéquez pasó a integrar la nueva Diócesis de Suchitepéquez- Retalhuleu, obligó a formar nuevos cuadros dirigenciales para que se mantuviera la fuerza del Movimiento en la nueva Diócesis de Sololá-Chimaltenango. Gracias a Dios se ha mantenido.

 

A partir de entonces se han realizado 160 cursillos:

 

     - 86 para hombres y 74 para mujeres (hasta el año 2018).

     - En cada uno de los cursillos han participado un promedio aproximado de 35 personas por cursillo.

     - Se han realizado  hasta cuatro cursillos anualmente, dos para hombres y dos para mujeres.

 

También se ha realizado:

 

     - Encuentro de Secretariados y Escuelas Comarcales (XIII) (hasta febrero del 2019).

     - Cursillos de Mentalidad Diocesano

     - Cursillos de Cursillos Diocesano

     - Ultreyas Diocesanas (XXI) (2018)

     - Sede de la XVI Ultreya Regional (2018)

     - Encuentro de Equipos de Coordinadores de Escuela de Dirigentes

     - Encuentro de Equipo de las Escuelas Comarcales (I) (2018)

 

2.1. Presencia en las parroquias:

 

     Actualmente el MCC, tiene presencia en 20 parroquias a las que se les llama Comarcas:

 

Departamento de Sololá

 

1. Sololá

2. Nahualá

3. Santa Lucía Utatlán

4. San Juan La Laguna

5. Santiago Atitlán

6. Panajachel

7. San Andrés Semetabaj

 

 

Departamento de Chimaltenango

 

1. Chimaltenango

2. El Tejar

3. Parramos

4. San Andrés Itzapa

5. San Pedro Yepocapa

6. Acatenango

7. Patzicía

8. Patzún

9. Tecpán

10. Santa Cruz Balanyá

11. San Juan Comalapa

12. San Martín Jilotepeque

13. San Miguel Pochuta

 

 

3. SAN PABLO, PATRONO DEL  MCC

 

     El 14 de diciembre de 1963, Pablo VI firmaba un decreto pontificio para declarar a San Pablo como patrono del MCC: “En Roma, preso San Pedro, después de madura reflexión y con plenitud de Nuestra autoridad pontificia, Nombramos y declaramos al bienaventurado apóstol Pablo, patrono celestial delante de Dios del Movimiento de los Cursillos”

 

     La razón es que la historia de cómo San Pablo se hizo cristiano es parecida a gran parte de los miembros del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. Muchos han caído de su orgullo y autosuficiencia para después ver con claridad la verdad del mensaje de Jesucristo. San Pablo conoció el amor de Dios a través del dolor, como muchos cursillistas. Los Cursillos eran para mucha gente lo que había sido el camino de Damasco para Pablo.

 

4. BONDADES DEL MOVIMIENTO:

 

4.1. Con respecto a la Iglesia:

     El Movimiento de Cursillos es un movimiento jerárquico, es decir, reconoce en la persona del Obispo, la mayor autoridad dentro de la Diócesis.  Así nacieron los cursillos en Mallorca, España. De aquí se desprende nuestro respeto a la autoridad de nuestros sacerdotes y nuestro aprecio por ellos. El MCC es fiel al  Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo y a la  Iglesia Católica con su doctrina.

 

     El Movimiento debe permanecer fiel a su carisma original tal como lo han manifestado los papas, en el caso del Movimiento: acercar a la Iglesia a los católicos alejados que se encuentran en los ambientes de los cursillistas: la familia, el trabajo, los amigos, las vecindades etc.,  a través del testimonio y el trato (con hechos y la palabra adecuada). Sobre esto se insiste constantemente en todas las actividades del Movimiento. Cada cursillista debe responder conscientemente a su deber cristiano.

 

4.2. Con respecto a las familia:

 

     Las familias de quienes han participado en un cursillo, se han visto beneficiadas con la nueva mentalidad que ha generado nuevas actitudes, traducidas en un  mejoramiento de las relaciones a lo interno, una mayor motivación por participar en la Iglesia y el deseo de ser mejores personas en la calle.

 

4.3.  Aspectos del MCC:

 

1. Mentalidad: Se pretende que se comprenda el porqué de los Cursillos de Cristiandad (su Mentalidad).

2. Finalidad: La finalidad de los Cursillos de Cristiandad es posibilitarle al asistente la Vivencia y Convivencia de lo Fundamental Cristiano y Vertebrar la Cristiandad. Deben enmarcar todas sus actitudes en torno al Amor a Dios y en el Amor al prójimo.

3. Estrategia: Se le da la importancia que tiene el testimonio de vida, el cultivar la amistad sincera e ir en búsqueda de los líderes, que se vayan descubriendo en los diversos ambientes naturales en que cada cursillista de desenvuelve.

4. Método: Tres fases: Precursillo, Cursillo y Poscursillo (Reunión de Grupos, Ultreya y Escuela).

 

4.4.  Estructura del MCC Diócesis de Sololá-Chimaltenango:

 

4.5.  Asesores del MCC nombrados por los Obispos de la Diócesis:

 

     Afortunadamente el Obispo de la diócesis ha sido generoso al asignarle al Secretariado Diocesano  un sacerdote asesor que es muy necesario, especialmente para apoyar espiritualmente a los cursillos ordinarios y otros eventos diocesanos del Movimiento. En los inicios del MCC en la diócesis, cuando aún no se contaba con un Asesor, apoyaron varios sacerdotes como Directores Espirituales especialmente en los Cursillos ordinarios y le correspondía a cada Rector contactar al sacerdote.

 

Sacerdotes asesores:

 

1. P. José Velásquez Rodríguez

2. P. Raúl Antonio Martínez Paredes (Ordenado Obispo después)

3. P. Francisco Chocoj Cap

4. P. Gonzalo Cardona

5. P. José Velásquez Rodríguez

6. P. Delfino López Calí

7. P. Emilio Alvarado Vega  (enero 2010 - abril 2014)

8. P. Juan Turuy Pajoc   (abril 2014 - septiembre 2016)

 

9. P. Santiago Ajú Chicol  (septiembre 2016 - …)

Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Actividades Diocesanas
Parroquias
Pastorales
Seminario
Catequesis
Biblioteca Virtual
Historia

MOVIMIENTO DE CURSILLLOS DE CRISTIANDAD (MCC)

EN LA DIÓCESIS DE SOLOLÁ-CHIMALTENANGO

 

1. EL NACIMIENTO DE LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD:

 

1.1. Antecedentes y los primeros Cursillos

 

     El Movimiento de Cursillos de Cristiandad  (MCC) nació en España, en la isla Mallorca, en la década de 1,940. En su origen hay que considerar una serie de antecedentes sociales y religiosos, que marcaban la realidad de la época. En aquel tiempo el Consejo Diocesano de los Jóvenes de Acción Católica de Mallorca era muy activo y los jóvenes de Acción Católica de la isla participaron intensamente en las actividades de preparación para la peregrinación a Santiago de Compostela, principalmente en los Cursillos de Adelantados y de Jefes de Peregrinos. (IF 4,5,8)

 

     En el inicio de los Cursillos cabe reconocer la inspiración del Espíritu Santo, acogida y compartida por un grupo de personas: Eduardo Bonnín, laico con un papel predominante, Mons. Sebastián Gayá y el entonces obispo de Mallorca: Mons. Juan Hervás. Ellos desarrollaron lo que hoy podríamos llamar una nueva forma de evangelizar, especialmente a los alejados de Dios y de la Iglesia, que posteriormente se denominó como “Cursillos de Cristiandad”. Con la gracia del Espíritu Santo, de ese trabajo surgen los “Cursillos de Cristiandad”, algo nuevo y diferente de lo anterior por su enfoque, finalidad y sentido. (IF 9,11)

 

1.2. El inicio del Movimiento

 

      Al tiempo que se concretaban esos primeros Cursillos, se configuraba un Movimiento, con una serie de elementos distintivos, la configuración de la mentalidad, y a partir de esa mentalidad se estableció una nueva forma de evangelizar. El movimiento, iniciado en la década de los 40, se consolidó en los años siguientes (1949-1954). Van celebrándose Cursillos, creando la Escuela de Responsables, se crea el Secretariado Diocesano.

 

1.3. Expansión del MCC

 

     De Mallorca, el MCC se difunde por España. Gracias a que numerosos laicos y sacerdotes ilusionados van trasladando por diferentes medios, a los países de Latinoamérica. El primer país fue Colombia (1953), luego por el resto de los países de América del Sur, Estados Unidos, así en toda América. Posteriormente se va introduciendo en Europa Occidental, en Asia y Oceanía; desde Austria se introduce en Europa Oriental y luego en algunas zonas de África.

 

     De esta manera el MCC, se convierte en un movimiento universal, haciendo un servicio de evangelización eficaz en las diversas culturas y realidades sociales.

 

2. LOS CURSILLOS DE CRISTIANDAD EN LA DIÓCESIS DE SOLOLÁ-CHIMALTENANGO

 

     El MCC tuvo  inicio en la Diócesis de Sololá cuando ésta estaba integrada por los departamentos de Sololá, Chimaltenango y Suchitepéquez, siendo su Obispo Monseñor Angélico Melotto, a principios de la década de los años setenta (1970). Monseñor Melotto le dio gran impulso a través del padre Restituto Alonzo o.c.d.,  y mandó a construir la que fuera la Casa de Cursillos donde se  han realizado y siguen realizando, así como otros eventos de nuestra Iglesia en la Diócesis.

 

     El primer cursillo se realizó en el mes de agosto de 1973, siendo el rector el hermano Julio Portillo, de Quetzaltenango con un equipo de dirigentes de la Arquidiócesis de Los Altos. Los participantes procedían de Sololá y Suchitepéquez. El mismo año, en el mes de diciembre se realizó el cursillo número 2, siendo el rector el hermano Juan Cortez, asistiendo como asesor el padre Restituto Alonzo con el apoyo del padre Félix Málac. Monseñor Angélico Melotto participó en ese cursillo.  Los equipos de servicio se integraban con dirigentes de los tres departamentos. Cuando Suchitepéquez pasó a integrar la nueva Diócesis de Suchitepéquez- Retalhuleu, obligó a formar nuevos cuadros dirigenciales para que se mantuviera la fuerza del Movimiento en la nueva Diócesis de Sololá-Chimaltenango. Gracias a Dios se ha mantenido.

 

A partir de entonces se han realizado 160 cursillos:

 

     - 86 para hombres y 74 para mujeres (hasta el año 2018).

     - En cada uno de los cursillos han participado un promedio aproximado de 35 personas por cursillo.

     - Se han realizado  hasta cuatro cursillos anualmente, dos para hombres y dos para mujeres.

 

También se ha realizado:

 

     - Encuentro de Secretariados y Escuelas Comarcales (XIII) (hasta febrero del 2019).

     - Cursillos de Mentalidad Diocesano

     - Cursillos de Cursillos Diocesano

     - Ultreyas Diocesanas (XXI) (2018)

     - Sede de la XVI Ultreya Regional (2018)

     - Encuentro de Equipos de Coordinadores de Escuela de Dirigentes

     - Encuentro de Equipo de las Escuelas Comarcales (I) (2018)

 

2.1. Presencia en las parroquias:

 

     Actualmente el MCC, tiene presencia en 20 parroquias a las que se les llama Comarcas:

 

Departamento de Sololá

 

1. Sololá

2. Nahualá

3. Santa Lucía Utatlán

4. San Juan La Laguna

5. Santiago Atitlán

6. Panajachel

7. San Andrés Semetabaj

 

 

Departamento de Chimaltenango

 

1. Chimaltenango

2. El Tejar

3. Parramos

4. San Andrés Itzapa

5. San Pedro Yepocapa

6. Acatenango

7. Patzicía

8. Patzún

9. Tecpán

10. Santa Cruz Balanyá

11. San Juan Comalapa

12. San Martín Jilotepeque

13. San Miguel Pochuta

 

 

3. SAN PABLO, PATRONO DEL  MCC

 

     El 14 de diciembre de 1963, Pablo VI firmaba un decreto pontificio para declarar a San Pablo como patrono del MCC: “En Roma, preso San Pedro, después de madura reflexión y con plenitud de Nuestra autoridad pontificia, Nombramos y declaramos al bienaventurado apóstol Pablo, patrono celestial delante de Dios del Movimiento de los Cursillos”

 

     La razón es que la historia de cómo San Pablo se hizo cristiano es parecida a gran parte de los miembros del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. Muchos han caído de su orgullo y autosuficiencia para después ver con claridad la verdad del mensaje de Jesucristo. San Pablo conoció el amor de Dios a través del dolor, como muchos cursillistas. Los Cursillos eran para mucha gente lo que había sido el camino de Damasco para Pablo.

 

4. BONDADES DEL MOVIMIENTO:

 

4.1. Con respecto a la Iglesia:

     El Movimiento de Cursillos es un movimiento jerárquico, es decir, reconoce en la persona del Obispo, la mayor autoridad dentro de la Diócesis.  Así nacieron los cursillos en Mallorca, España. De aquí se desprende nuestro respeto a la autoridad de nuestros sacerdotes y nuestro aprecio por ellos. El MCC es fiel al  Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo y a la  Iglesia Católica con su doctrina.

 

     El Movimiento debe permanecer fiel a su carisma original tal como lo han manifestado los papas, en el caso del Movimiento: acercar a la Iglesia a los católicos alejados que se encuentran en los ambientes de los cursillistas: la familia, el trabajo, los amigos, las vecindades etc.,  a través del testimonio y el trato (con hechos y la palabra adecuada). Sobre esto se insiste constantemente en todas las actividades del Movimiento. Cada cursillista debe responder conscientemente a su deber cristiano.

 

4.2. Con respecto a las familia:

 

     Las familias de quienes han participado en un cursillo, se han visto beneficiadas con la nueva mentalidad que ha generado nuevas actitudes, traducidas en un  mejoramiento de las relaciones a lo interno, una mayor motivación por participar en la Iglesia y el deseo de ser mejores personas en la calle.

 

4.3.  Aspectos del MCC:

 

1. Mentalidad: Se pretende que se comprenda el porqué de los Cursillos de Cristiandad (su Mentalidad).

2. Finalidad: La finalidad de los Cursillos de Cristiandad es posibilitarle al asistente la Vivencia y Convivencia de lo Fundamental Cristiano y Vertebrar la Cristiandad. Deben enmarcar todas sus actitudes en torno al Amor a Dios y en el Amor al prójimo.

3. Estrategia: Se le da la importancia que tiene el testimonio de vida, el cultivar la amistad sincera e ir en búsqueda de los líderes, que se vayan descubriendo en los diversos ambientes naturales en que cada cursillista de desenvuelve.

4. Método: Tres fases: Precursillo, Cursillo y Poscursillo (Reunión de Grupos, Ultreya y Escuela).

 

4.4.  Estructura del MCC Diócesis de Sololá-Chimaltenango:

 

4.5.  Asesores del MCC nombrados por los Obispos de la Diócesis:

 

     Afortunadamente el Obispo de la diócesis ha sido generoso al asignarle al Secretariado Diocesano  un sacerdote asesor que es muy necesario, especialmente para apoyar espiritualmente a los cursillos ordinarios y otros eventos diocesanos del Movimiento. En los inicios del MCC en la diócesis, cuando aún no se contaba con un Asesor, apoyaron varios sacerdotes como Directores Espirituales especialmente en los Cursillos ordinarios y le correspondía a cada Rector contactar al sacerdote.

 

Sacerdotes asesores:

 

1. P. José Velásquez Rodríguez

2. P. Raúl Antonio Martínez Paredes (Ordenado Obispo después)

3. P. Francisco Chocoj Cap

4. P. Gonzalo Cardona

5. P. José Velásquez Rodríguez

6. P. Delfino López Calí

7. P. Emilio Alvarado Vega  (enero 2010 - abril 2014)

8. P. Juan Turuy Pajoc   (abril 2014 - septiembre 2016)

 

9. P. Santiago Ajú Chicol  (septiembre 2016 - …)